Una mujer californiana demanda al grupo Disney por recopilar datos personales de menores

Amanda Rushing –una madre residente en San Francisco (California, EE UU)– interpusó una demanda el 4 de agosto a Disney, por el presunto rastreo ilegal de datos personales de niños menores de 13 años que usan la aplicación para móviles Disney Princess Palace Pets, según informa el medio The Hollywood Reporter.

Rushing presentó una demanda colectiva en la que indica que Disney permitió a las compañías que desarrollaron el código software de la app, incorporar rastreadores para “detectar la actividad de los niñ@s y vender esta información a terceros con el fin de personalizar su publicidad”. Además, añadió que “en ningún caso se pidió su consentimiento para tratar con los datos personales de su hija”.

La demandante señala que este hecho va en contra de la ley de Protección de la Privacidad de Niños en Internet (COPPA, por sus siglas en inglés), revisada en 2013 para fortalecer la protección de la información personal de los menores.

Sin embargo, aunque Rushing se centra en esta aplicación, nombra una larga lista de apps del grupo Disney que –supuestamente– infringen la ley americana como, por ejemplo: Beauty and the Beast; Perfect Match; Cars Lightening League; Frozen Free Fall, y Moana Island Life.

Uno de sus abogados, Michael W. Sobol, dijo que “todas las empresas que trabajan en esta industria tienen que garantizar que sus juegos y aplicaciones cumplen con la ley. Asimismo, siempre que quieran recoger los datos de menores de 13 años, han de contar primero con el consentimiento de los padres”.

Por su parte, el grupo Disney ha asegurado que demostrará ante el juzgado que “cumple con todas las directrices de la COPPA y que mantiene estrictas políticas de recopilación y uso de datos para las apps Disney diseñadas para niñ@s y familias”.

El consentimiento de los niños y el RGPD

Tal y como indica la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), todas las empresas que se dediquen a la obtención de datos personales de los usuarios tendrán que solicitar su consentimiento de forma verificable.

Por debajo de los 13 años, se necesitará el consentimiento del “titular de la patria potestad”. Y es que, el RGPD modifica la manera de recoger la información personal de los nin@s, ya que considera que “son menos conscientes de los riesgos, las consecuencias y las salvaguardias de facilitar sus datos”.

Desde IT Governance, te recomendamos este libro de bolsillo para familiarizarte con los derechos que refuerza o introduce el Reglamento General de Protección de Datos y conocer, entre otras, las claves para conseguir el consentimiento del interesado, especialmente de menores.

>> Consigue aquí tu guía de bolsillo de introducción al RGPD

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.