RGPD, publicidad y eventos: no sin mi consentimiento

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) no deja lugar a dudas en este aspecto: los datos personales de los asistentes a un evento se podrán usar solo el tiempo que sea necesario para conseguir el fin solicitado. Pasado ese período de tiempo, se tendrá que volver a pedir el consentimiento del interesado si se quieren enviar nuevas comunicaciones.

Si alguna vez te has planteado si las empresas valoran tu información personal, la respuesta es: sí, y mucho. Si te das cuenta, son muy pocas las ocasiones en las que damos solo nuestro nombre cuando nos registramos para asistir a un evento. O, si lo hacemos en nombre de una compañía, no basta solamente con dar la información del contacto empresarial.

Cuánto más datos personales brindemos a la organización, más conocen sobre nosotros y más y mejor pueden contactar con nosotros en el futuro.

Sin embargo, esto se acaba el 25 de mayo de 2018, fecha en la que el RGPD será vinculante para todas las empresas que trabajen con datos de carácter personal de cualquier residente en la Unión Europea.

El RGPD llega para asegurar el mismo (y máximo) nivel de protección de los datos personales en todos los Estados miembros de la UE. Además, introduce nuevos elementos como el derecho al olvido y el de portabilidad que, tal y como indica la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), “mejoran la capacidad de decisión y control de los ciudadanos sobre los datos que confían a terceros”.

Marketing e información personal

El marketing no existiría sin los datos personales. Las compañías necesitan la información de los usuarios para poder seguir vendiendo productos y servicios. Por tanto, la recogida de datos personales es el objetivo principal de la mayoría de las campañas de marketing a nivel global.

En la actualidad, recibimos correos y llamadas de empresas que, muchas veces, no sabemos quiénes son ni en qué momento dimos nuestro correo o teléfono. Esta repetición –además de ser cansina y molesta–, puede llegar a ser muy normal, tanto que nos llegamos a habituar a ella. Y, aunque nos quejamos una y otra vez, las comunicaciones no cesan.

El RGPD señala que si un usuario se inscribe para un determinado evento, sus datos personales solo se pueden conservar hasta la finalización del mismo.

Por supuesto, las organizaciones están en su derecho de preguntar a los asistentes si están interesados en asistir a futuros eventos de la marca, especialmente si se repite con asiduidad. Si el interesado acepta, las compañías tendrán que demostrar que cuentan con la base legal adecuada para almacenar esos datos personales.

La oficina británica equivalente a la AEPD, Information Commissioner´s Office, indica que el consentimiento ha de renovarse cada dos años. Si después de ese tiempo el sujeto no quiere que sus datos sean conservados, la empresa tiene que destruirlos automáticamente.

Derecho al olvido

La primera vez que el Tribunal de Justicia de la UE reconoció el derecho al olvido fue el 13 de mayo de 2014. Ahora, el Reglamento lo recoge en su totalidad.

A través de él, los ciudadanos pueden solicitar –y obtener de los responsables– que su información personal sea eliminada cuando ya no sea necesaria para la finalidad con la que fue recogida, cuando se haya retirado el consentimiento o cuando haya sido recogida de forma ilícita.

Además, una persona puede reclamar que los enlaces a sus datos personales no aparezcan cuando se realiza una búsqueda en internet si esta información es falsa e irrelevante, está obsoleta e incompleta o no es de interés público.

Cómo preparar el RGPD

Entender el RGDP es clave para cumplir con la nueva normativa, ya que solo desde el conocimiento se pueden evitar las altas multas que el Reglamento trae consigo.

Nuestros especialistas imparten regularmente un curso de introducción al RGPD en Madrid y Barcelona.

Conoce aquí las próximas fechas >>

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.