RGPD: Protección de Datos desde el diseño y por defecto

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) está al tanto de la cantidad de tiempo que los millones de usuarios del mundo pasamos cada día en internet y de cómo ha cambiado nuestro comportamiento en los últimos años.

Como consecuencia, el RGPD ha decidido aumentar la protección de nuestros datos desde la fase inicial del desarrollo del cualquier proyecto tecnológico que implique la recogida de nuestra información personal.

Y es que, hace solo una década hablábamos de algo denominado “transformación digital”. Algunos nos aventurábamos en el mercado laboral sin saber muy bien qué era, pero había algo que teníamos claro: el mundo apuntaba hacia lo digital y era ahí donde teníamos que estar.

Hoy en día, sin embargo, no cabe duda que el mundo es online, y que la irrupción de la tecnología marcó un antes o después en nuestras vidas personales y profesionales. Actualmente, esto solo va en aumento.

Muy consciente de esta revolución smart, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), aprobado en 2016 pero de aplicación directa a partir del próximo 25 de mayo de 2018, ha introducido en su artículo 25 el derecho de protección de datos desde el diseño y por defecto.

Este derecho implicará que los controladores de protección de datos deberán trabajar mucho más de la mano con desarrolladores y diseñadores desde el primer paso de cualquier proyecto tecnológico que implique tratamiento de datos.

Sin embargo, establecer medidas de protección de datos y considerar la privacidad de los mismos en la fase inicial del diseño no es una novedad, sino que se agrava con el nuevo Reglamento, al ser algo obligatorio a partir de su entrada en vigor.

El artículo 25 del RGPD no establece ninguna directriz específica para llevar a cabo este proceso, pero sí señala “necesario implementar las medidas técnicas y organizativas apropiadas”. Los seudónimos también están protegidos bajo el derecho desde el diseño.

Por otro lado, el derecho por defecto garantiza el máximo grado de privacidad, ya que “solo se podrán recoger los datos personales específicos para un proyecto determinado”. Incluso ha de tenerse en cuenta que, si un servicio permite compartir datos con terceros, esta opción ha de ser activada por el usuario.

Para finalizar, resumir que este derecho del RGPD hace referencia a:

• La cantidad de datos personales recogidos
• De aplicación directa en todas las fases del proyecto
• El tiempo que los datos personales pueden ser almacenados
• La accesibilidad a los datos personales

Si te ha interesado este artículo y quieres conocer más novedades sobre el nuevo Reglamento General de Datos, IT Governance pone a tu disposición este libro verde gratuito para familiarizarte con la nueva normativa europea.

Asimismo, si quieres obtener una visión detallada del RGPD, no dudes en comprar esta guía de bolsillo, escrita por Alan Calder, fundador y CEO de IT Governance Ltd, experto internacional en seguridad cibernética y galardonado en 2016 con el premio al CEO europeo del año por Corporate Vision Magazine.

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.