Qué navegador es más seguro y cuál protege mejor tu información

Cuando se piensa en ciberseguridad, rara vez se tienen en cuenta los navegadores. Sin embargo, es algo que requiere especial atención ya que, en ocasiones, son la puerta de entrada a los más ávidos hackers.

Ante la llegada del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) se debe extremar la precaución al máximo y proteger la información personal de cualquier compañía. Ignorar o no cumplir el Reglamento europeo puede ocasionar multas de hasta 20 millones de euros o un 4% de los ingresos globales anuales de la organización, lo que sea mayor.

En este artículo analizamos cómo están diseñados los navegadores de uso más común y cómo protegen nuestros datos de carácter personal.

Microsoft Internet Explorer/Edge

La gran mayoría de nosotros hemos tenido Microsoft Internet Explorer (IE) como navegador predeterminado en alguna ocasión y, con el tiempo, lo sustituimos porque empezamos a escuchar que no era lo suficientemente seguro. Cierto o no, es el navegador por excelencia de Windows y, por tanto, el que más ataques malware recibe.

La web de información tecnológica Tip Top Security señala que su sistema sandbox (el proceso por el cual el se analiza la seguridad de cada pestaña por separado para evitar dañar el ordenador en su totalidad ante algún posible virus) es cuestionable.

Lo cierto es que los hackers conocen al detalle este navegador y todas sus debilidades. Sin embargo, IE ha mejorado enormemente su seguridad con el paso de los años, así que si tienes la versión 10 o superior no tienes por qué preocuparte. Eso sí, activa las actualizaciones de seguridad y hazte con un buen antivirus.

Por su parte, Microsoft Edge es más ligero, rápido y seguro que Microsoft Explorer, pero sólo está disponible para Windows 10.

Mozilla Firefox 

Tras IE, Firefox fue el segundo boom de los navegadores. Diseñado para navegar en red en 2004, fue el más seguro durante mucho tiempo, pero el paso de los años lo desbancó del pódium. Su arquitectura no soporta las actualizaciones de plugins Java Script –lo que facilita la entrada de virus por una mala instalación– y no cuenta con un sistema sandbox.

Su punto fuerte es la privacidad de los datos personales. Recopila muy poca información personal y no la intercambia con grandes empresas. Además, su código está abierto, lo que significa que cualquiera puede consultar su código fuente y ver que no hay nada malicioso en él.

Google Chrome

El gigante tecnológico Google tiene una sólida reputación en cuanto a seguridad se refiere. Sus vulnerabilidades en la red son menores y el tiempo de respuesta frente a ellas es mínimo. Asimismo, posee el sistema sandbox más potente de todos los navegadores.

Entre sus puntos débiles están sus aplicaciones y la falta de privacidad. Las aplicaciones descargadas desde Chrome Web Store pueden ser objeto de posibles ataques cibernéticos.

Por otro lado, la cantidad de datos personales que Google almacena es desmesurada. Desde compras, gustos musicales, suscripciones hasta ubicación o historial de navegación.

Opera

Opera es uno de los navegadores más antiguos y el que mejor ha sabido renovarse. En 2013 abordó una gran actualización abandonando su motor de renderizado y pasando a utilizar Chromium, el mismo que usa Chrome.

Con este cambio consiguió ser uno de los navegadores más rápidos del mercado y contar con uno de los mejores sistemas sandbox.

Solo un 2% de los internautas navega a través de Opera, una cifra que beneficia su seguridad al no ser un navegador atractivo para los hackers.

En cuanto a su política de privacidad, podemos decir que es muy conservadora (similar a la de Firefox) y su gran inconveniente es que el código no es totalmente visible, algo que, en última instancia, reduce la confianza de los desarrolladores.

Safari/ macOS High Sierra

Safari es el navegador principal de Apple. Es perfectamente compatible con IOS (ya que fue diseñado específicamente para este sistema operativo), pero también se puede encontrar –con un rendimiento mucho peor– en Android.

En ambos carece de código abierto, algo que, como hemos mencionado anteriormente, resta credibilidad a los programadores sobre su seguridad y privacidad.

En su última actualización, iOS 11, Apple ha desarrollado un sistema anticookies en su navegador, un tema en constante debate dada la molestia que ocasiona –la mayoría de las veces– aceptar las cookies para poder seguir navegando.

Además, con el lanzamiento de macOS High Sierra el pasado mes de septiembre, Apple ha introducido la tecnología de privacidad diferencial, que permite identificar las páginas visitadas por los usuarios que pueden ocasionar algún problema.

En macOS High Sierra se podrá desactivar el rastreo de cookies cruzadas y evitar así el impacto de anuncios personalizados.

Preparar y cumplir el RGPD

Si quieres conocer más sobre cómo recoger y tratar datos personales no dudes en hacer clic aquí y descargar nuestro libro verde RGPD gratuito.

Y, si lo que quieres es profundizar sobre la nueva normativa y saber cómo afectará a tu empresa, no dudes en apuntarte a uno de nuestros cursos impartidos por especialistas en el nuevo Reglamento.

MADRID: 29 enero

BARCELONA: 31 enero

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.