Las evaluaciones de riesgos optimizarán tu gestión empresarial

Conocer los riesgos de seguridad de la información que puede sufrir tu organización y cómo hacerles frente es esencial para el buen funcionamiento empresarial. Si proteger los datos personales siempre ha sido fundamental, la llegada del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) hace de esta práctica algo imprescindible.

Una evaluación de riesgos permite identificar, analizar y evaluar los peligros existentes para la compañía. Además, es un modo de prepararse ante posibles amenazas. Estas evaluaciones son esenciales dentro de muchos estándares como, por ejemplo, ISO 27001.

La norma ISO 27001 requiere que el Sistema de Gestión de Seguridad de la Información (SGSI) de la empresa se revise de forma continua y esté siempre actualizado. Solo así se puede garantizar que el sistema esté optimizado y que funcione correctamente.

En ocasiones, realizar estas evaluaciones puede ser algo complicado e implicar más tiempo del deseado. Las hojas de cálculo son la herramienta más habitual para llevarlas a cabo, pero configurarlas y mantenerlas actualizadas es una tarea que puede complicarse fácilmente y/o llevar a errores.

Una evaluación del riesgo adecuada garantizará que no se pasa por alto ningún aspecto esencial de cumplimiento, ni se subestiman o desestiman riesgos que podrían llegar a ser perjudiciales para la organización.

Fases de una evaluación de riesgo

En primer lugar, hay que prepararse. Se debe elegir el equipo de trabajo más apropiado, establecer qué procedimiento se va a seguir, cuándo empezará y finalizará la evaluación y qué mecanismos de control y herramientas se van a utilizar.

Antes de comenzar su ejecución, habrá que revisar el entorno laboral —donde es imprescindible la formación de personal— y, una vez iniciado el análisis del riesgo, no hay que olvidar efectuarlo en todos los puestos de trabajo. Solo así se puede determinar con exactitud la gravedad y la magnitud del riesgo.

Una vez detectadas las posibles amenazas, es imprescindible poner en marcha medidas de prevención y corrección oportunas. Además, cuando la evaluación haya finalizado, hay que informar a los empleados afectados sobre las principales conclusiones y asegurarse de que éstas quedan registradas. En este punto, la herramienta en inglés vsRisk Standalone será de gran utilidad ya que permitirá  ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo.

Conoce cómo IT Governance puede ayudarte >>

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.