La obtención de datos personales en las campañas de marketing

Cada campaña de marketing tiene un objetivo diferente. Sin embargo, hay uno que prevalece sobre todos: la recogida de datos personales de los usuarios. Esta información es muy importante tanto para los responsables de la campaña como para los directivos de una marca ya que, mediante ella, podrán dirigir mensajes personalizados a la audiencia y ofrecerle lo que realmente les interesa.

A partir de la aplicación del RGPD, los datos personales solo deben recogerse si existe un objetivo determinado para ello. Además, se almacenarán solo durante el tiempo necesario para conseguir dicha finalidad.

Esto variará –en gran medida– el modo de obtener los datos personales ya que, por ejemplo, actualmente muchas empresas consiguen un gran número de e-mails a través de una determinada campaña y, posteriormente, los utilizan para enviarles ofertas que no tienen nada que ver.

Con la aplicación del RGPD, las compañías necesitarán un nuevo consentimiento para comunicarse con los usuarios con un fin diferente al de la campaña por la que se obtuvo su información.

Cómo conseguir que una campaña sea eficaz

Aquel cliente que forme parte de la campaña de manera voluntaria será el más apropiado para tu negocio. La ‘sobrecomunicación’ y la persuasión para intentar conseguir un nuevo usuario puede funcionar de manera temporal, pero perderá el interés si no recibe los mensajes adecuados.

Para lograr un nuevo cliente que, a largo plazo, esté satisfecho y sea por tanto ‘rentable’, lo mejor es disponer de un formulario de suscripción en la web de la empresa y dirigir la comunicación hacia ella. Una vez en la página, el usuario leerá toda la información sobre la campaña o sobre un determinado producto y servicio y, si realmente le ha llamado la atención, será él mismo quien se registre.

Al recibir sus datos personales, la organización tendrá que informarle de:

  • El tratamiento de sus datos personales
  • El no uso de sus datos con otras finalidades comerciales
  • La posibilidad de cancelar sus datos en el momento que sea requerido
  • Validar su dirección de correo electrónico mediante métodos seguros
  • Aceptación de términos y condiciones de privacidad
  • Facilitarle los datos personales del responsable de datos para que pueda ponerse en contacto con él ante cualquier duda

Al finalizar la campaña, los datos recogidos deben ser auditados ante notario.

Sanciones

Para que la comunicación comercial sea legal, debe ser consentida. En caso contrario, la organización podría ser multada por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Estas sanciones se agravarán con la entrada del RGPD, ya que ignorar o no cumplir el Reglamento puede acarrear costes de 20 millones de euros o un 4% de los ingresos globales anuales de la organización, lo que sea mayor.

Para evitar cualquier problema con la nueva legislación de protección de datos, común para todos los Estados miembros de la Unión Europea, lo mejor es empezar a familiarizarse desde ya con el RGPD.

Para ello, desde IT Governance, te recomendamos este libro verde que te guiará por las implicaciones del nuevo Reglamento General de Protección de Datos.

Descarga gratis esta guía y ¡empieza a cumplir el Reglamento!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.