El RGPD exigirá mayor protección de los datos personales procedentes de juegos online

El juego en internet se ha convertido en un negocio muy rentable para muchas empresas. Niños y adultos pasan horas frente al ordenador, móvil o consola probando el último juego a la venta o jugando con aquel que nunca pasa de moda.

Quedar con los amigos para ‘echar una partida online’ a la vez que se disfruta de un tiempo en compañía o llegar a casa para competir con ellos es, hoy en día, una realidad en muchos hogares españoles.

Sea cual sea el método y el juego elegido, los datos personales de esos jugadores son altamente demandados por las empresas de videojuegos, que aprovechan el tirón para evolucionar y maximizar beneficios.

Hasta aquí nada raro, ya que avanzar en un negocio de forma rentable es algo positivo. Sin embargo, es de vital importancia hacerlo mientras se garantiza la protección de los datos personales de usuarios y se asume la responsabilidad digital corporativa de forma activa.

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) introduce nuevas reglas del juego. La recogida, el uso y el modo de procesar los datos personales será más exigente a partir del próximo 25 de mayo de 2018.

La protección de datos desde el diseño y por defecto cuidará la privacidad de la información personal desde la fase inicial de un proceso tecnológico y vigilará, entre otras cosas, la accesibilidad de los datos, el tiempo que se mantienen almacenados y la cantidad de data recolectada.

El consentimiento del usuario también será algo imprescindible. El interesado tendrá que aceptar el tratamiento de sus datos personales de manera libre, específica, informada e inequívoca. En el caso de tratarse de datos sensibles será necesaria la obtención del consentimiento explícito.

RGPD, juegos y menores

A partir de la aplicación directa del Reglamento europeo, el manejo de datos personales en menores de edad será más complicado de conseguir. Según el RGPD, la edad en la que una persona ya no es considerada un niño es a los 16 años.

El Reglamento General de Protección de Datos permitirá a los Estados miembros de la UE ajustar este límite entre los 13 y 16 años. El Reino Unido, la República de Irlanda y España fijarán esa edad en 13 años; Alemania y los Países Bajos en 16, y Austria en 14.

Por su parte, los controladores de datos deberán conocer las diferentes edades para consentir según el país en que se encuentran, y evitar el consentimiento de cualquier persona menor de esa edad.

El RGPD señala que los menores “son menos conscientes de los riesgos y las consecuencias” derivadas del intercambio de información personal. Por tanto, otra de las responsabilidades de los controladores será cerciorarse de obtener el consentimiento parental. Y añade que deben hacerse “esfuerzos razonables” para confirmar que quien proporciona ese consentimiento sea la figura paterna o tutor.

Preparar el Reglamento

La complejidad del RGPD y las altas sanciones en las que se puede incurrir por no cumplir o ignorar el Reglamento –hasta 20 millones de euros o un 4% de los ingresos globales anuales de la organización–, han creado una alta oferta y demanda de expertos en protección de datos.

Y es que, si hay un momento ideal para realizar un curso sobre privacidad es este. Por eso, en IT Governance disponemos de cursos presenciales en Madrid y Barcelona, donde un experto en el Reglamento te explicará todo lo que necesitas saber sobre la nueva normativa de protección de datos.

Además, tenemos cursos a distancia enfocados para empleados que podrán realizarse cuándo quieras y desde dónde quieras.

Descubre nuestro curso online RGPD por solo 32 € >>

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.